Avisar de contenido inadecuado

PROCLAMARSE INDIO ES UNA VIRTUD

PROCLAMARSE INDIO ES UNA VIRTUD

Contrario a lo que muchas personas piensan acerca del término INDIO, el cual se ha
llegado a distorsionar perversamente por generaciones aciagas enemigas y envilecidas
de todas las cosas nuestras que están impregnadas de originalidad vernácula; por eso
es congruente aclarar a cada instante en las aulas, en los medios de comunicación,
conferencias y en todos los lugares, donde los que con orgullo y dignidad nos
podemos proclamar INDIOS de México y que muchos a pesar de no llevar la sangre
en su totalidad de los auténticos y verdaderos INDIOS (mayos, yaquis, tarahumaras,
huicholes etc.), sí nos declaramos INDIOS por convicción, por temperamento y por
carácter.

Lo que obligadamente tenemos que aclarar a todos y principalmente a nuestros
estudiantes , por ser ellos el presente y el futuro de nuestra patria, de nuestra
vergüenza, orgullo y dignidad (factores estos necesarios para una mejor prosperidad),
es borrarles y quitarles la venda o ceguera sobre nuestra originalidad; ya que ser
INDIO, significa tener identidad, origen, saber de dónde y porqué procedemos de
determinado lugar, conceptos estos que equivalen a ser indio, indígena, natural,
nativo, oriundo, vernáculo etc.

INDIOS son los antiguos pobladores de América y sus descendientes, que somos
nosotros; INDIOS son también los habitantes de la India (país milenario y de gran
cultura), que se denominan INDIOS o HINDÚES, por los significados anteriormente
señalados.

Todos los mexicanos deberíamos sentirnos orgullosos de ser INDIOS o proclamarnos
indios o autóctonos por convicción; y los que no lo son, pero que viven gracias a
México, tienen la deuda moral de declararse “indiófilos” (amigos de los indios), de
palabra, corazón y obra.

Quitemos pues la errónea y siniestra tendencia de creer que el término INDIO, es
sinónimo de zumbón, inferior, indigno, perezoso, indiferente etc…. Con esos términos
injustos, los enemigos de nuestra raza nos mostraron durante muchos años y siglos en
el extranjero, con el fin de justificar, sus abusos y explotación que durante tres siglos
nos tuvieron en el aislamiento cultural.

Cuando los “conquistadores” se dieron cuenta de las ceremonias religiosas donde
al parecer los aztecas utilizaban la famosa piedra de los “sacrificios” para extraer el
corazón de alguna doncella, para ofrendarlo a los dioses, se alarmaban e indignaban,
lo irónico es que en casi toda Europa se hacían peores sacrificios y con los peores,
crueles e inhumanos métodos a nombre de Dios, muriendo muchos seres inocentes,
en manos de los actores materiales conocidos como verdugos; o sea que “miraban
la paja en ojo ajeno y no se veían la viga de sus ojos”… sobre dichos sacrificios de

los aztecas, lo difundían en Europa, para justificar que los indios de américa eran
salvajes e irracionales y que ellos eran enviados de los dioses; sólo pretextos para
iniciar una conquista injustificada, pues en el fondo el objetivo era arrebatarles las
tierras y las riquezas a una cultura que los conquistadores no estaban capacitados para
comprender y respetar.

Por eso, si el INDIO se mostró durante mucho tiempo indiferente, no fue más que el
efecto de varias causas, entre ellas el haber sido desarraigados de sus costumbres,
lenguas, religión, templos, emperadores etc. además de haberlos explotado sin
consideración y sobre todo haberlos marginados de la educación y adelantos de su
época, además de los perversos ejemplos que veían de moral en cuanto a robos,
deshonestidad y corrupción y que hasta la actualidad venimos cargando como
una vergonzosa herencia colonialista, de la que aún no nos podemos desprender
totalmente.

Todo lo anterior ha formado una idiosincrasia en el sinaloense y Sonorense, de ser
gentes que saben mirar a los ojos, que no bajan la mirada ante nadie, que hablan
fuerte y con seguridad, pues los indígenas de estas tierras nunca fueron conquistados
por las armas de los conquistadores y solo el poder de la cruz, los hizo aceptar
a medias la cultura europea, sin dejar de practicar sus ceremonias indígenas o
mezclándolas con la religión católica; por eso en cualquier parte cuando nos escuchan
hablar o pedir algo, nos preguntan usted es de Sinaloa o de sonora ¿verdad?, pues
en la forma de hablar (dicen que un tanto golpeada) o tal vez por no andar con tanta
hipocresía y ser más bien francos y no humillarnos ante nadie, se sabe que somos de la
tierra de Cahitas.

Quien no se sienta INDIO o cuando menos “indiófilo”, a pesar de lo aquí expuesto,
carecería de valor, patriotismo, gratitud e identidad.

Ya para concluir diremos que el INDIO de cualquier lugar, pero vayámonos enfocando
a nuestra patria mexicana, es tan digno, inteligente, humano y virtuoso, como
cualquier otro ser humano de la latitud que se trate; sólo basta con darle la
oportunidad y apoyo y lo demás correría por su cuenta; casos muy ejemplares son
los de Cuauhtémoc, Jacinto Canek, Benito Juárez, Ignacio Manuel Altamirano, Ángela
Peralta, “la malinche” etc. que mostraron a México y al mundo una inteligencia muy
brillante.

Por ejemplo en los tiempos de Jacinto Canek, al darse cuenta los conquistadores de
la capacidad y clara inteligencia de ese indio maya, se optó por suprimirle todo tipo
de educación superior, tanto a él como a todos los demás indígenas, de lo contrario
me imagino que nuestra patria estuviera sembrada de brillantísimos intelectuales
autóctonos.

Por otra parte, Benito Juárez, dejó impresionados a muchos intelectuales y
diplomáticos extranjeros con sus preclaras ideas e inteligencia extraordinaria, quien
además del español y zapoteco, hablaba inglés y francés, manejaba la ciencia del
derecho como pocos, tenía grandes conocimientos en teología y estaba al tanto de los
adelantos de su época, con una actitud y espíritu de servicio que es ejemplo a nivel
mundial.

Ángela Peralta, puso muy en alto el nombre de México en tiempos de Porfirio Díaz, ya
que en un concurso de ópera a nivel mundial donde participó en Milán, Italia; logró
la gran hazaña de ganar el primer lugar, a pesar de que “nadie daba nada por ella” y
hasta la despreciaban por su origen indígena, sin embargo a pesar de tener todo en
contra, ganó el famoso concurso de ópera a nivel mundial. Cuando Ángela Peralta,
al terminar dijo: así se canta en México… el maestro de ceremonias expresó ¡No!, así
no se canta en México,! así sólo cantan los Ángeles del Cielo!. Toda la prensa mundial
habló del acontecimiento y Ángela Peralta, se hizo famosa mundialmente.

Así como los ejemplos anteriores, existen muchísimos que nos deben de persuadir
de que ser INDIO o autóctono es tener dignidad, honor, historia y muchas virtudes,
que bien preparados, con sus capacidades y valía, mucho pueden aportar al progreso
regional, nacional y mundial; por todo lo anterior proclamarse indio o indiófilo es una
virtud.

Topolobampo, Sin. (En aguas del gato montés)
Por: Profr. Carlos Ramón Cital García.
Profesor e investigador del CET-Mar No. 13 en Topolobampo, Ahome, Sin.
Miembro fundador de la Comisión de Historia y Cultura de Los Mochis, A.
Cronista de Topolobampo.

Comentarios PROCLAMARSE INDIO ES UNA VIRTUD

Esta equivocado el Profr. Cital. TOPOLOBAMPO significa: "En las aguas de la onza"
TOPOLO = ONZA
BAM= AGUAS
PO=SUFIJO DE LUGAR
MISIBAMPO= EN LAS AGUAS DEL GATO
BERNABE LOPEZ BERNABE LOPEZ 13/01/2014 a las 07:10
Que interesante y educativo, me considero una Indiofila.
Eva corral Eva corral 07/10/2016 a las 08:24

Deja tu comentario PROCLAMARSE INDIO ES UNA VIRTUD

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre