Avisar de contenido inadecuado

Francisco ferrer guardia

{
}

Francisco Ferrer Guardia

Pedagogo librepensador, fundador de la Escuela Moderna. Nació en Alella (Maresme) España el 10 de enero de 1859 y murió trágica e injustamente el 13 de octubre de 1909, convirtiéndolo en un símbolo de la libertad de conciencia, por ser su muerte un crimen de Estado que conmocionó a toda Europa.

Fue el tercero de catorce hermanos de una familia de pequeños propietarios rurales, católicos y monárquicos. Aunque de pequeño acudió a escuelas católicas, a los trece años acusó al sacerdote de su pueblo de intromisión familiar y su padre lo castigó enviándole a trabajar a Barcelona -en la zona que entonces aún era Sant Martí de Provençals-. Pero fue este un mal castigo puesto que su jefe, un comerciante de harina, era un anticlerical confeso que le introdujo influencia en gran medida en los ideales republicanos. En aquellos años de la I República visitaba a menudo el Ateneu Obrer, donde tuvo sus primeras experiencias de educación popular y se formó una conciencia social que ya nunca más le abandonaría.

A partir de 1883, trabajó en la compañía de ferrocarriles como revisor en el trayecto Barcelona-Cerbère, puesto que aprovechó para actuar de mensajero del líder republicano Ruiz Zorrilla, exiliado en Francia. Trabajó de comerciante de vinos, abrió un restaurante -en la Rue du Pont Neuf- y a partir de 1889 se dedicó a dar clases de castellano, además de ser secretario sin sueldo de Ruiz Zorrilla. Ferrer i Guardia, que en aquella etapa era un partidario de revoluciones sociales y políticas, se convenció de que, en una comunidad donde la tasa de analfabetismo superaba del 50%, la educación era la verdadera herramienta para reformar la sociedad hacia un mayor equilibrio y justicia.

Después de 16 años en París, Francisco Ferrer Guardia regresó a Barcelona y abrió en septiembre de 1901 la Escuela Moderna –en el No. 56 de la calle de Bailèn-. Era una escuela laica sin exámenes, sin premios y sin castigos: sólo la autodisciplina y la convicción de que los alumnos, cuánto más autónomos, más preparados.

 

Los estudiantes visitaban fábricas para conocer la vida de los obreros y leían libros de texto publicados por la propia editorial. Ferrer, más que un innovador, fue quien sistematizó el movimiento para la enseñanza democrática. La novedad de la Escuela Moderna radicaba en la aplicación de métodos modernos y científicos de pedagogía en un marco racionalista, humanitario y antimilitarista.

La Escuela Moderna creció rápidamente. En 1906 había 36 escuelas directa o indirectamente relacionadas con la Escuela o sus libros de texto, a partir de los cuales estudiaban alrededor de 1.000 alumnos. No sorprende que la Iglesia y ciertos sectores empezaran a alarmarse.

 

Pero en 1906 tuvo lugar un hecho que marcaría su futuro: un antiguo bibliotecario de la Escuela Moderna, Mateo Morral, atentó contra el rey Alfonso XIII en Madrid -en la calle Mayor-. A los reyes no les pasó nada pero la bomba mató a 26 personas. Ferrer Guardia fue detenido y pasó un año en la cárcel Modelo de Madrid. La Escuela Moderna y muchas otras fueron cerradas. Cuando por falta de pruebas fue liberado, intentó reabrir sin éxito la escuela y se marchó a París donde junto a otras personas representantes de varios países fundó la "La Liga Internacional para la Educación Racional de la Infancia" -el presidente honorario era Anatole France.

 

En 1908 empezó a editar la revista de la Liga, "L'Ecole Rénovée", en Bruselas pero después la trasladó a París, al tiempo que reanudó la actividad de su editorial y del Boletín de la Escuela Moderna.

Mientras tanto, en julio de 1909 España empezó la guerra contra Marruecos. El rechazo popular hacia la movilización del ejército y la llamada del gobierno a los reservistas desencadenó en Barcelona la "Semana Trágica", con graves disturbios y enfrentamientos.

 

A finales de agosto Ferrer Guardia -que se encontraba en Barcelona- fue detenido, acusado de ser el autor e instigador de la insurrección y encarcelado en la fortificación de Montjuïc. El 9 de octubre se constituyó el consejo de guerra en la prisión Model de Barcelona para juzgarlo. Tenía en contra la monarquía, el gobierno y la Iglesia; rápidamente lo condenaron a muerte y, a pesar de las manifestaciones de protesta que se organizaron en varias partes de Europa, el 13 de octubre fue fusilado en Montjuïc.

 

La leyenda dice que ante el pelotón de fusilamiento Ferrer gritó: "Soy inocente. ¡Viva la Escuela Moderna!".

Su ejecución causó sensación alrededor del mundo. Protestaron celebridades como George Bernard Shaw, H. G. Wells, Arthur Conan Doyle o el anarquista Pytor Kropotkin. A propósito de él, Albert Camus diría años más tarde: "Para Ferrer el mal no existe, el mal es la ignorancia".

A finales de 1987 se constituyó en Barcelona la Fundación Francesc Ferrer i Guàrdia, dedicada a promover su figura y sus ideas.

Mucho antes, en 1911, se erigió en Bruselas un monumento en su honor, del que en 1990 se hizo una copia y se instaló en Montjuïc, cerca del lugar donde fue asesinado.

La noche previa a su ejecución, Ferrer Guardia elaboró su testamento. He aquí un fragmento:


Deseo que en ninguna ocasión ni próxima ni lejana, ni por uno ni otro motivo, se hagan manifestaciones de carácter religioso o político ante los restos míos, porque considero que el tiempo que se emplea ocupándose de los muertos sería mejor destinarlo a mejorar la condición en que viven los vivos, teniendo gran necesidad de ello casi todos los hombres.
(...) Deseo también que mis amigos hablen poco o nada de mi, porque se crean ídolos cuando se ensalza a los hombres, lo que es un gran mal para el porvenir humano. Solamente los hechos, sean de quien sean, se han de estudiar, ensalzar o vituperar, alabándolos para que se imiten cuando parecen redundar al bien común, o criticándolos para que no se repitan si se consideran nocivos al bienestar general.

Tras su fusilamiento, por un consejo de guerra celebrado en medio de una gran tensión política, el clamor de repulsa que causó su ejecución, tanto en el interior del país como en el extranjero, causó la caída del gobierno presidido por Antonio Maura.

A Francisco Ferrer Guardia se le cataloga como uno de los personajes malditos de la historia de España, donde unos evitan hablar de él, otros lo vinculan a actividades delictivas y otros más imponen su nombre a Fundaciones; lo reivindican por su gran contribución al debate cultural progresista volviéndolo  sin duda en mito y realidad, ya que Ferrer es una figura singular y atractiva de la cultura y forma parte, se quiera o no, del patrimonio histórico colectivo.

Aún no tenía quince años cuando se inscribió en clases nocturnas, iniciándose en los ideales republicanos. Durante la I República, el joven Ferrer participó con entusiasmo en experiencias de educación popular. Durante los años siguientes el joven autodidacta estudió a fondo el ideario de Pi y Margall y conoció las doctrinas de los internacionalistas.

Se exilió en París, donde residió desde 1886 hasta 1901. En París fue secretario de Ruiz Zorrilla y profesor de español. En julio de 1892, participó en el Congreso Librepensador de Madrid.

Durante estos años, Ferrer trabajó en el proyecto educativo de la Escuela Moderna y en el año 1901 se dedicó a preparar el lanzamiento de la Escuela. De hecho, ésta se inauguró el mes de agosto del mismo año. El éxito de la Escuela y la fama de los métodos que se proponían fueron corroborados por la multiplicación de centros educativos racionalistas en todo el Estado. El momento era propicio para una acción escolar que intentara neutralizar la tendencia de la Iglesia hacia el control de la educación pública.

Esta circunstancia explica el interés que en las sociedades obreras y populares -no necesariamente anarquistas- tenían los planes escolares y los libros de la Escuela Moderna. También se explica la acogida favorable que recibió la Escuela en los medios burgueses republicanos radicalizados, además de las innovaciones metodológicas y didácticas que podía aportar la Escuela Moderna.

Ferrer pedía una educación basada en la evolución real y psicológica del niño, individualizada. La ciencia sobre los niños, que tanto ha avanzado, afirmaba, no se debe utilizar contra ellos, sino a su favor y del desarrollo espontáneo de sus facultades, a fin de que puedan buscar libremente la satisfacción de sus necesidades físicas, intelectuales y morales. La Escuela Moderna proponía, además, una educación basada metodológicamente en la ayuda mutua, en la solidaridad entre los hombres y la crítica de las injusticias mediante el estudio de los mecanismos y las condiciones que las hacen posibles.

La ideología ferreriana de los años ochenta y de principios de los noventa del siglo 19 es totalmente abierta al Partido Republicano Progresista de Ruiz Zorrilla. Evolucionará posteriormente en un sentido anarquista: participa a fondo en la campaña para la liberación de los presos de Alcalá del Valle y en la creación del núcleo sindicalista barcelonés de Solidaridad Obrera. Era un partidario resuelto de la huelga general y del año 1901 al 1903 subvencionará un periódico con este mismo nombre.

Sus artículos en "La Huelga General" recogen la concepción libertaria de la huelga general como preludio de la revolución social cuya concepción va más allá de la simple proclamación de la República.

El día 31 de Mayo de 1906, día de la boda del rey Alfonso XIII, un hecho llenó de estupor el país: cuando la comitiva real pasaba por la calle Mayor madrileña, Mateo Morral lanzó una bomba que provocó la muerte de veintitrés personas. Dos días más tarde era arrestado en Barcelona el director de la Escuela Moderna de la cual el joven anarquista Morral era bibliotecario.

Francisco Ferrer fue acusado de complicidad pero los tribunales no pudieron probar ningún cargo y, después de un año en prisión, fue liberado el 12 de junio.

El alboroto que el caso Ferrer provocó tanto en España como especialmente en el extranjero fue realmente extraordinario, se movilizaron a su favor desde los liberales y los republicanos librepensadores hasta la familia socialista y anarquista. El argumento de los acusadores de Ferrer -la derecha autoritaria y conservadora, básicamente- en 1906, se podría resumir con la siguiente inferencia: la Escuela Moderna es un centro de propaganda subversivo, y este tipo de propaganda genera necesariamente la acción terrorista. Por fuerza Ferrer resultó ser cómplice de Morral, como lo había sido de otros actos terroristas anteriores.

La crisis social y política que arrastra desde hace años el Estado español de la Restauración encuentra su más alta expresión en los hechos de la Revolución de julio (Semana Trágica) de Barcelona en el año 1909, verdadero principio del fin del régimen monárquico. El nombre de Ferrer va ligado a estos acontecimientos populares y a su represión. Fue, de hecho, la víctima más significativa y el principal mártir. Los argumentos que no habían triunfado en el año 1906, lo hacían esta vez: Francisco Ferrer fue condenado a muerte y ejecutado después de un turbio consejo de guerra. Moría en Montjuïc el 13 de octubre de 1909. Nunca se demostró que fuese culpable de lo que se le imputaba. Su muerte interesaba a la derecha ultramontana y al estamento militar.

Una cosa conviene tener en cuenta: el tiempo y el consenso histórico han dictaminado la injusta incriminación de Ferrer. El discurso justificador de su condena se silencia -aunque con fuertes brotes sectarios- a partir de la segunda década del siglo 20.

Pero, aunque parezca increíble, aún hoy en día, existen sectores ligados al mundo de la educación y de la cultura que siguen defendiendo la imagen y postulados de Ferrer.

Francisco Ferrer Guardia, también se le encuentra como Francesc Ferrer i Guàrdia  

Hace ahora 106 años que fundó en Barcelona la Escuela Moderna, un proyecto pedagógico innovador, estrechamente vinculado con la clase obrera en general y con el movimiento libertario en particular.

La Fundación Anselmo Lorenzo, con la colaboración de la Federación de Sindicatos de Enseñanza de Castilla-La Mancha de la CNT, decidió conmemorar este Centenario con diversos actos que se celebraron entre el 5 y el 11 de noviembre de 2001 en Guadalajara, España.

El acontecimiento más importante fue el Congreso de Historia que se desarrolló en el Palacio del Infantado de la capital alcarreña durante los días 9, 10 y 11 de noviembre. En el mismo se ha analizado el entorno en el que nació la Escuela Moderna, las ideas y prácticas pedagógicas que allí se aplicaron, la propia figura de Ferrer Guardia y su trágico final tras la Semana Trágica y, por último, su influencia posterior.

A lo largo de las diferentes intervenciones se ha puesto de manifiesto que el ideario educativo de Francisco Ferrer Guardia fue deudor de una larga tradición pedagógica de inspiración libertaria que arranca de Mijail Bakunin y Paul Robin, y que la Escuela Moderna se abrió en Barcelona gracias al ambiente propicio de un movimiento obrero mayoritariamente anarquista que concede una extraordinaria importancia a la cultura.

El mayor mérito de Ferrer Guardia fue su tenacidad para llevar a la práctica a través de la Escuela Moderna sus teorías educativas en la España de principios del siglo 20, ajena a las corrientes pedagógicas renovadoras que estaban desarrollándose más allá de nuestras fronteras, y en difundirlas por medio de la Casa Editorial anexa a la Escuela Moderna. Pero el éxito con que culminaron sus esfuerzos en ambas tareas provocó el odio de los sectores clericales y reaccionarios del país y fue el único motivo de una condena a muerte que, a estas alturas, nadie duda en calificar como asesinato legal. Su fusilamiento sólo sirvió para acrecentar su fama, difundir sus ideas y extender su influencia, por todo el mundo, y muy especialmente en América.

{
}
{
}

Comentarios Francisco ferrer guardia

hola mi texto en este blog es simplemente que busco la descencias de franc ferrer ya sea hijos o hermanos ya que mi abuelo era su primo hermano ,yo naci en uruguay y se que el padre de mi abuelo era hermano de jaume joseph feliu ferrer y puyol ,mi abuelo se llamaba pedro ferrer y era primo hermano de francisco ferrer y guardia.si alquien tiene algun dato para aportar por favor dirigirse a mi correo electronico maria del carmen ferrer@hotmail.com gracias
mariadelcarmenferrer mariadelcarmenferrer 02/10/2010 a las 21:22
hola, sòlo quiero saber que pasò con los descendientes de Francisco Ferrer Guardia, ya que mi abuelo emigro de españa más a o menos al tiempo de su fusilamiento. El padre de mi padre se llamaba Francisco Ferrer, mi padre, yo y mi hijo también. Aparte me asombra de manera absoluta el fuerte pensamiento anticlerical que se fué pasando de generación en generación para estos Ferrer, sean o no parientes o descendientes de aquel. Soy periodista en Córdoba, República Argentina.Un saludo para todos istedes y espero alguina novedad, como por ejemplo el árbol genealógico de Francisco Ferrer Gurdia.
francisco ferrer francisco ferrer 14/04/2011 a las 04:05

Deja tu comentario Francisco ferrer guardia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre